Fue un privilegio acabar el año dando una clase a estudiantes del ciclo formativo de auxiliar de enfermería. Fue el pasado jueves 21 de diciembre. Una veintena de alumnos, y una hora y media para explicarles ¿qué es la musicoterapia? Sucedió en el centro de FP d’Es Liceu, en el Pont d’Inca (Marratxí, Mallorca).

Es una suerte porque, pocas veces, los musicoterapeutas tenemos tanto tiempo para hablar de MT. Me sucede a menudo en el hospital, algún médico o un enfermero se interesa por lo que es la MT y tengo sólo 2 minutos exactos para hablarle de una disciplina que abarca múltiples objetivos y se dirige a muy diversos colectivos. Creo que en esas ocasiones no consigo hacerles llegar el mensaje: la MT no es sólo tocar la guitarra, tampoco es una terapia alternativa, ni mucho menos esotérica y NO… no va de cd’s de música que curan. Claro, me doy cuenta de que habitualmente acabo diciendo lo que NO es, en lugar de lo que ES la MT. Por eso, tener un aula con futuros profesionales sanitarios interesados en la materia y, encima disponer de una hora y media, FUE UN LUJAZO y la mejor manera para acabar el 2017. Un año en el que siento que la MT me ha dado mucho y necesito compartirlo.

Espero que a los alumnos d’Es Liceu les llegara algo de lo que siento por esta profesión. Les conté muchas cosas, pero también lo pudieron vivir a través de diversas dinámicas. Les expliqué que la MT es una disciplina que tiene un fundamento científico, les di alguna definición y les aporté nociones para entenderla y situarla: que es necesario que haya un proceso terapéutico, la importancia de estar formado (en España es necesario cursar un máster), les expuse que hay técnicas, que marcamos objetivos y que buscamos resultados. También les di a conocer qué ámbitos de aplicación existen para la MT (clínico, educativo, comunitario). Pero… lo más importante… -como futuro personal sanitario- pudieron ver con sus ojos y sentir con su cuerpo que esta terapia complementaria IMPORTA, FUNCIONA y puede ayudar a los futuros pacientes que tendrán. Si conocen y entienden qué es la MT, podrán hablarles de ella y darla a conocer a personas que, posiblemente, estén pasando por situaciones en las que esta terapia les puede ayudar.

Este ha sido mi regalo de Navidad. Poder dedicar una hora y media para que entendieran a qué nos referimos cuando hablamos de MT. ¿Qué me llevo? El presenciar que cuando escuchamos nuestro cuerpo, EL CAMBIO ES POSIBLE. La experiencia musical es una herramienta IDEAL para fomentar ese cambio.

GRACIAS 2017 ¡Bienvenido 2018!

Pau Català, musicoterapeuta

 

 Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *